Visiona, Programa de la Imagen de Huesca, es un proyecto cultural organizado por la Diputación Provincial de Huesca cuyo objeto principal es el de fomentar, apoyar y difundir la creación artística y el pensamiento contemporáneo en torno a la imagen. Este año, Visiona llega a su 5ª edición y continúa con el concepto Álbum de familia como eje argumental de todas sus actividades. En esta edición el foco se va a centrar en artistas que trabajan la importancia del concepto del archivo y su trascendencia en la creación del contenido y el significado en la obra contemporánea.

Desde la primera edición, Visiona ha utilizado la educación y la participación ciudadana como estrategias para acercar la reflexión y las prácticas artísticas contemporáneas a los habitantes y visitantes de Huesca y su provincia. En ese sentido, Berta Fernández, delegada de Cultura de la DPH, destacaba en la rueda de prensa de presentación de esta quinta edición, la importancia que ha adquirido que, por quinto año consecutivo, se celebre el seminario teórico organizado en colaboración con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, del que afirmó que “ha conseguido convertirse en un referente, tanto a nivel nacional como internacional, tanto es así que este año ya hay 60 alumnos inscritos y todavía quedan bastantes días hasta que se cierren las inscripciones“.

Este año el seminario llevará por título Memoria y desacuerdo: políticas del archivo, registro y álbum familiar, y estará dirigido por Pedro Vicente y Víctor del Río, y en él se analizarán diferentes prácticas artísticas y teorías contemporáneas sobre el uso del archivo en el arte contemporáneo. En él se celebrarán 11 conferencias de artistas, teóricos y profesionales de reconocido prestigio y 13 comunicaciones de investigadores emergentes. Este año se podrán descargar las actas del seminario del año pasado, algo muy demandado por los participantes y estudiantes.

Pedro Vicente, director del Programa Visiona, explicó que este año cierra un ciclo de cinco años de trabajo visible, a los que hay que sumar casi dos años anteriores de trabajo de preparación y diseño del programa. En este tiempo, el álbum de familia, en sus más diversas acepciones, ha sido el eje sobre el que han pivotado las diferentes aproximaciones de Visiona: “cada año hemos intentado darle un giro particular para intentar tratar otros temas que nos parecían interesantes, por ejemplo el año pasado hablamos de autores a través de la autobiografía, y este año le damos el giro hacia el concepto del archivo como objeto y como parte intrínseca de la generación y del mantenimiento de nuestra memoria“.

Visiona 2016-17

La fragilidad de la memoria es el tema central de las actuaciones de este año. La exposición de esta edición, según Pedro Vicente, será realmente emocionante. Bajo el título ReVisiones: álbumes promesas y memorias, nos mostrará piezas creadas por artistas que han rescatado objetos, imágenes de archivos particulares, las conservan, catalogan, y finalmente nos las presentan en forma de archivo, un archivo que recupera momentos de memorias de alguien a quien no conocemos, una memoria probablemente perdida ya. De esta forma, esa pérdida de memoria, al ir ligada a un nuevo archivo documental, se convierte en otro tipo de memoria, en otro tipo de muestra, una memoria (re)construida a través de fragmentos de otras memorias.

Fototeca de la Diputación Provincial de Huesca. Imagen de Esteban Anía.

El programa Visiona 2016-2017 se divide en cuatro grandes bloques. El primero es el ya citado seminario, que se desarrollará del 20 al 22 de octubre, y que reunirá a artistas, estudiosos, profesionales, gestores culturales y estudiantes en tres jornadas que serán muy intensas y que ya es un auténtico referente a nivel internacional.

El segundo bloque es la exposición, que este año cuenta con la visión de siete artistas de todo el mundo (España, Japón, Alemania, Francia…) que “son casi como arqueólogos de la memoria. Investigan la memoria y, sobre todo, su representación desde el arte visual, de maneras, disciplinas y estrategias muy distintas, muchas veces generando documentos desde los documentos que muestran”. El programa didáctico que se desarrolla a través de la exposición, este año contará con actividades para el público, para centros educativos, para familias, para grupos y dos publicaciones.

El tercer bloque es el ciclo audiovisual. Se divide en varios apartados. ReVisiones: en blanco es una selección de películas que comparten tratar sobre la amnesia y/o la memoria; el segundo bloque se titula ReVisiones: el teatro de la memoria y recoge títulos que hablan sobe la invención de la memoria y la selección de recuerdos. Estas dos secciones se realizarán en Benasque, Boltaña y Hecho y constarán de seis proyecciones cada una; un tercer bloque se titulará ReVisiones: archivos colectivos, que reunirá un conjunto de 5 sesiones independientes que se llevarán a cabo en Huesca capital. El Cine Club Fernando Moreno y el Instituto de Estudios Altoaragoneses han colaborado para poder estrenar en la ciudad el último largometraje de Isabel Coixet, Spain in a day, una selección de entre más de 21.000 filmaciones caseras registradas todas en un mismo día por gente normal y corriente.

spain-in-a-day-isabel-coixet

Imágenes de Spain in a day, dirigida por Isabel Coixet

El cuarto y último bloque de esta edición de Visiona ha empezado ya. Se titula Álbum de Huesca y pretende crear un álbum colectivo de la gente de Huesca, de sus historias, de sus memorias y de los momentos más relevantes y emotivos de sus vidas a través de la fotografía más importante para cada persona y de una pequeña descripción de cada fotografía. Se está haciendo un llamamiento, en colaboración con la Asociación cultural En vez de nada, para que “quien quiera participar, ceda la foto más importante de su vida, la más emocionante, la última de la que se desprendería de su álbum familiar“. De esta forma se pretende formar un álbum familiar de la Huesca del Siglo XXI. Este proyecto irá acompañado de una serie de acciones, tales como talleres de conservación de fotografías caseras, talleres de preservación y evitar el deterioro de las fotografías, talleres de escritura relacionados con el álbum familiar y un concurso nacional de historias de familia.

En estos cuatro años han pasado por las actividades de Visiona más de 20.000 personas, se han programado más de 120 actividades, se ha colaborado con más de 40 instituciones y se ha colaborado con más de 500 profesionales, unos datos que dan una idea de la enorme magnitud de este programa artístico y de su importancia.

Claves para el futuro

Pedro Vicente da por concluido este ciclo de Visiona, que empezó con el tema del archivo, muy de moda en aquél momento, tema al que le quisieron dar una vuelta de tuerca y de ahí salió el tema del álbum de familia. “Seguro que hay cosas por hacer y que quedan cosas por decir, pero hay que explorar otro tipo de ideas. Somos un equipo muy pequeñito y no hemos tenido de pensar, reflexionar y hacer autocrítica“, por ello, cuando acabe esta edición se van a dedicar a reflexionar sobre nuevos objetivos. En una especie de adelantada despedida, Vicente afirmaba que “yo seguiré eternamente unido a Visiona, pero no como director. Creo que es muy bueno que venga otra persona, con otras ideas, mejores, con ideas innovadoras, porque si no, al final, no creo que sea bueno eternizarse en estas cosas que son tan contemporáneas. Es importante que en un campo tan contemporáneo y dinámico como es la fotografía y la imagen, que se han revolucionado en los últimos cinco años, es importante que venga alguien con una visión nueva, que vea las cosas de otra manera, porque será inmensamente rico para Visiona, para Huesca y para la creación“.