Esta mañana se ha presentado la 45ª edición del Festival Internacional de Cine de Huesca , que volverá a reunir en la ciudad altoaragonesa una selección de unos 80 cortometrajes elegidos entre los aproximadamente 1.800 que se presentan todos los años.

Azucena Garanto, directora del Festival, antes de iniciar la rueda de prensa, ha felicitado a los ganadores de los Goya al Mejor Cortometraje Documental, el director Juan Vicente Córdoba por su película Cabezas Habladoras; al Mejor Cortometraje de Animación, Alberto Vázquez por su película Decorado; y al Mejor Cortometraje de Ficción, Timecode, dirigido por Juanjo Giménez Peña quien, además, ya ganó la Palma de Oro en Cannes y también está nominado a los premios Oscar: “Esta situación confirma lo que es la salud del cortometraje español, que está muy bien considerado fuera, muchas veces más que aquí“. Garanto explicó que una de las funciones principales de los festivales es la de detectar a los talentos creativos e intentar introducirlos en la industria. “En Huesca llevamos más de cuarenta años alentando a profesionales, no sólo de Huesca, sino también internacionales“, reivindicaba la directora.

Una de las reivindicaciones que viene expresando Azucena Garanto desde que ostenta el cargo de directora del festival ha vuelto a aparecer en la presentación de hoy: “Sería deseable que, en algún momento, el Festival se incluyese dentro de la estrategia de promoción y oferta turística de la ciudad y de Aragón, que el festival formase parte de la estrategia de difusión de la región, porque lo hacen también otros festivales. Me repito todos los años pero creo que en algún momento lo conseguiremos“. Lo pongo por escrito, a ver si este año lo escucha o lo lee a quien corresponda.

Tras esa reivindicación de la importancia dinamizadora que puede tener para la ciudad un festival de estas características, Garanto ha explicado las líneas generales del desarrollo del mismo. Este año se inaugurará el viernes 9 y se clausurará el sábado 17 de junio, nueve días en los que se podrán ver proyectados los aproximadamente 80 cortometrajes seleccionados, además de algún largometraje seleccionado expresamente para la ocasión. También ha explicado que ya está abierto el período de inscripción para las películas participantes. Desde hoy mismo y hasta el próximo jueves día 2 de marzo, las personas que quieran presentar sus obras tienen menos de un mes para formalizar esa inscripción: “venimos reduciendo los plazos porque comprobamos que la recepción de películas sigue estando en números similares a la de ediciones anteriores y hacemos que los participantes estén esperando el festival y que nos envíen los trabajos lo antes posible para que el jurado de preselección, que son unas doce personas, puedan ponerse a trabajar con el mayor tiempo posible”. Se abre la convocatoria para los tres concursos (Iberoamericano, Internacional y Documental), se mantiene la cuantía de los premios, unos 25.000€ en total, y se sigue formando parte de los festivales internacionales que sirven de pre-selección para los Goya y para los Oscar, de ahí el interés que despierta poder participar en él. Hasta el momento, en España había cuatro festivales cualificados para la preselección de los cortometrajes de ficción para los Oscar: Gijón, Cinebi (Bilbao), Sitges y Huesca, al que este año se suma el Festival de Alcalá de Henares, lo que demuestra la buena salud y la buena consideración que tienen estos festivales internacionalmente.

Azucena Garanto, directora del Festival Internacional de Cine de Huesca.

Por lo que respecta al de Huesca, se mantiene todo igual respecto al año anterior: se mantiene el premio al mejor cortometraje de animación y el premio del público, además de los premios ya mencionados. El año pasado se pidió por primera vez un precio simbólico para inscribir el cortometraje en el festival, al precio de un euro, para evitar que aumente desmesuradamente la recepción de películas hasta tal punto que no se pueda asumir la recepción de tantas películas. Este año esta inscripción se ha aumentado a dos euros porque la recepción del año anterior se ha mantenido en los mismos niveles que en ediciones anteriores, unas 1.800 películas. El coste de la plataforma a través de la que se reciben los films es también de 2 euros.

Cada año se apuesta por que la imagen del festival la realice un gran profesional del diseño y se van alternando autores nacionales e internacionales. Este año el seleccionado ha sido el diseñador francés Paul Cox, uno de los nombres más reputados de la ilustración y el diseño a nivel internacional y miembro de la Alianza Gráfica Internacional. Veremos su propuesta de imagen para este año aproximadamente a mediados del mes de marzo, cuando se hayan acabado los plazos de inscripción.

Garanto ha aprovechado para hacer un llamamiento a la inversión privada y a las asociaciones que quieran colaborar en la realización de esta nueva edición del Festival, aportando inversión privada o actividades complementarias realizadas por ellas. “Ahora es el momento para ponernos en contacto“, ha dicho, “a trabajar mano a mano con ellos para que luego no sea tarde, que a veces nos llegan propuestas tarde o que ya no podemos desarrollar como nos gustaría“. El presupuesto del Festival se mantiene un año más entorno de los 185.000 euros, una cifra que no está cerrada pues unos 15 ó 20.000 euros dependen en buena parte de las ayudas del Ministerio de Cultura y del Gobierno de Aragón, mientras que la Diputación Provincial de Huesca aporta unos 100.000 euros y el Ayuntamiento de Huesca otros 50.000.