“La gestión creativa del cabreo” es un libro de Jaime Izquierdo que ayer se presentó en el Instituto de Estudios Altoaragoneses.

Huesca, 21 de junio de 2017. Jaime Izquierdo, autor del ensayo que se ha presentado en el Instituto de Estudios Altoaragoneses, habla del cabreo como “una fuente de energía renovable, gratuita y abundante que nos puede ayudar en nuestro día a día”. El autor habla del potencial creativo de la energía que provoca el enfado como un agente transformador que puede generar cambios importantes.
“Hay mucho cabreo disponible en nuestra sociedad”, ha afirmado Jaime Izquierdo en la presentación de su nuevo libro en Huesca, haciendo un paréntesis en su trayectoria de geólogo y experto en desarrollo rural que le ha traído al II Congreso Nacional de Despoblación en el medio rural. El Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, y el director del Instituto de Estudios Altoaragoneses, Fernando Alvira, han estado con este escritor vocacional, como él mismo se define, en la sede del IEA, donde se ha generado un coloquio en el que ha quedado claro que, bien canalizada, la rabia puede ser “un revulsivo que promueva el cambio”.
‘La gestión creativa del cabreo’, de la editorial KRK, ofrece claves sobre cómo aprovechar la rabia de forma positiva. Izquierdo también ha apuntado que para los cabreos provocados por injusticias, por fallos o desviaciones del sistema “necesitamos crear y organizar alternativas”. Según el autor, “el cabreo es una energía renovable, de distribución gratuita y abundante que bien procesada sirve para pasar de la protesta a la propuesta, pero el cabreo en bruto no sirve para nada”.
En la publicación se expone un punto de vista diferente sobre el método de gestión creativa del cabreo para intentar superar los prejuicios contra esta emoción. Miguel Gracia ha reflexionado acerca de la parte del ensayo que relaciona a los grandes personajes de la historia con su capacidad para gestionar el enfado, “detrás de los grandes procesos de transformación social muchas veces han estado genios que luchaban contra lo establecido”. En este punto ha dicho que tiene que ver también con la trayectoria del propio Izquierdo, vinculada a las áreas de medio ambiente, gestión de los recursos naturales, medio rural y desarrollo local y estando en el IEA también se ha puesto como ejemplo la figura de Joaquín Costa, campesino altoaragonés que ayudó a la renovación del país durante el siglo XIX.
Jaime Izquierdo (Asturias, 1958) detalla los diferentes tipos de cabreo, de los que aprovechar su potencial creativo depende de la capacidad de cada persona. Están los enfados con uno mismo, los enfados por capricho, cuando se pone la atención en algo que está por encima de las posibilidades y los enfados por una causa, al considerar algo erróneo o injusto. Izquierdo sostiene que es un libro de autoayuda sino un ensayo con el que reflexionar “sobre las posibilidades de gestión creativa que esa energía nos abre para cambiar las cosas”.