El sábado 16 de marzo, a las 19:30 h. se celebrará en el Salón de Actos de la Diputación Provincial de Huesca, una velada operística. Se trata de la representación de una versión de cámara de La Traviata, la inmortal ópera de Giuseppe Verdi. Patricia Seral, Jesús Quílez y Thomas Hansen interpretarán las arias en las que intervienen los tres papeles principales. También veremos que hay una pequeña interpretación escénica, dirigida por el propio Jesús Quílez. Está pensada para facilitar la comprensión de la acción de la ópera. La Traviata es una versión libre de La dama de las camelias, de Alexandre Dumas (hijo), con libreto de Francesco Maria Piave y la música inmortal de Giuseppe Verdi. Tanta es la fama de La Traviata que es la ópera que más se representa anualmente en todo el planeta.

La ONG Entarachén-VOLS y la Fundación Caja Inmaculada organizan en el Salón de Actos de la Diputación Provincial de Huesca este sábado un concierto benéfico en el que se ofrece una versión de cámara de la inmortal ópera de Giuseppe Verdi, interpretada por Patricia Seral (soprano), Jesús Quílez (tenor), Thomas Hansen (barítono) y acompañados por la pianista Arantxa Lobe. La recaudación del concierto servirá para financiar el proyecto “Luces por Etiopía”.

Jesús Quílez y Patricia Seral apostaron por realizar esta versión de cámara de la ópera de Verdi para ayudar a Entarachén – VOLS a recaudar fondos para Luces por Etiopía, el doble proyecto que la organización salesiana lleva a cabo en el país africano y que ayuda a mujeres y niños en situación de pobreza extrema. De esta manera, a cambio de un donativo, se obtienen las entradas para el evento operístico.

La entrada/donativo es a partir de 8 euros. Esa es la cantidad mínima por persona, pero cualquier aportación que supere esa cantidad, será bienvenida. Al fin y al cabo, el objetivo es conseguir la máxima cantidad posible de dinero. Se necesitan 40.000€ anuales para mantener estos dos proyectos solidarios. El primero de ellos da cobijo a más de 500 niños y niñas en situación de extrema vulnerabilidad. El segundo es un centro de educación profesional para niñas y mujeres.

Esta es la tercera edición del concierto organizado por Entarachén-VOLS y la Fundación Caja Inmaculada en beneficio de este proyecto solidario. Jesús Quílez explicaba que es una historia de amor universalmente conocida: “es una historia que nos permite mostrar el trabajo que nos cuesta poder montar este proyecto y, al mismo tiempo, que sirva para algo importante“. Quilez insistió en el hecho de que poder hacer este tipo de actos solidarios formaba parte del privilegio que supone ser artista.