La historia que encierra el proyecto artístico de “La casa Ena” ha despertado el interés de los visitantes de ARCO

Entre los proyectos altoaragoneses en la feria internacional de arte contemporáneo, ha estado presente la memoria y el trabajo que conecta el almacén de una juguetería con la casa natal de Ramón Acín: La Casa Ena. Se trata del trabajo colaborativo encabezado por Sara Álvarez que obtuvo la Beca Ramón Acín y se expuso entre los meses de septiembre y octubre en la Diputación Provincial, aunque en realidad todo empieza cuando tienen que vaciar lo que fue almacén de juguetes del abuelo de Sara, una casa de la calle de las Cortes, en el Casco Viejo de Huesca, que antes había sido vivienda familiar, edificio señorial y allí nació y vivió Ramón Acín, y de ese lugar fue también arrancado para ser fusilado.

Esta historia y el proceso de creación de la obra es lo que más se ha explicado en el espacio de la galería valenciana Visor en Arco, donde lo que se ha podido ver concretamente es uno de los tres momentos vitales de esta estancia, la parte que se denomina ‘La piel’ y a la que dieron forma el equipo formado por María Jesús González y Patricia Gómez. 806 piezas conforman esta peculiar obra para mostrar lo que cuentan las paredes de la casa y lo que hoy en día se puede observar, registra el estado de sus muros y construye un archivo físico y documental a escala real. Esta pieza no ha sido vendida, pero sí algunas estampas de series de Sol Acín han sido adquiridas por varios coleccionistas.

Con este trabajo artístico se ha querido dejar patente en esta feria de arte que acaba de cerrar sus puertas, el testimonio del paso del tiempo a través de estampaciones murales que reproducen las marcas de las paredes. Este procedimiento, también conocido como arranque mural, es muy habitual como técnica auxiliar en la restauración de edificios y consiste en adherir una tela al muro con cola, recogiendo cada hueco y cada grieta de la pared hasta el mínimo detalle, para arrancarla del muro una vez seca la cola. Ha llamado la atención el gran valor de archivo o documental y todas las posibilidades poéticas, ya que funciona como una forma forma de grabado capaz de rescatar el pasado y conservarlo.