Durante todo el fin de semana los títeres, comparsas, teatros y juegos del festival veraniego de teatro de la Diputación de Huesca viajarán por las tres localidades altoaragonesas convirtiendo sus plazas en escenarios desde donde ofrecer cultura de calidad para todos los públicos.

La leyenda de Cucaracha, un bandido de los Monegros que robaba a los ricos para dárselo a los pobres, contada a través de los títeres de hilo de Los Titiriteros de Binéfar; y los títeres, la poesía o las adivinanzas de la obra Pienso mesa y digo silla, de Producciones Viridiana, servirán como arranque del fin de semana de actuaciones que se enmarcan en Estío Vivo, el festival veraniego de teatro que recorre durante los meses de julio y agosto 18 poblaciones altoaragonesas.

La primera, El bandido Cucaracha, se podrá ver en Quicena el viernes 22 a las 20 horas. La segunda, Pienso mesa y digo silla, se representará a las 18 h. en la plaza de Javierre, localidad del municipio de Bielsa.

El sábado continuará Estío Vivo en Bielsa, Parzán, Quicena y San Esteban de Litera, localidades que no llegan a los 500 habitantes pero que, gracias a este programa itinerante de teatro de la Diputación de Huesca, ofrecerán a sus vecinos y visitantes cultura de calidad y para todos los públicos.

Pues ese es uno de los principales objetivos de Estío Vivo, tal como comentaba Jesús Arbués, de Producciones Viridiana, cuando el mes pasado presentaba la programación del festival. Se trata de un festival itinerante que surgió de la iniciativa de los profesionales del sector teatral de la provincia, concretamente de las compañías Viridiana y Los Titiriteros de Binéfar, que se plantearon, hace ya cinco años, “recuperar la vieja tradición de los cómicos ambulantes y la barraca de Lorca”, comentaba Arbués. Y en definitiva en eso consiste Estío Vivo, en contar historias a la fresca en la plaza del pueblo, ofreciendo un teatro de calidad pero al mismo tiempo accesible para todo tipo de público.

Producciones Viridiana. Imagen de su espectáculo "Pienso mesa y digo silla".

Producciones Viridiana. Imagen de su espectáculo “Pienso mesa y digo silla”.

Es una forma de llevar la cultura gratuita a las plazas de pequeñas localidades, lo que ha convertido al festival en una reivindicación de esos lugares públicos, que se recuperan como espacios de ocio y de encuentro entre vecinos.

En cuanto a las actuaciones previstas para el sábado, en Quicena el taller de arte La Maravilla, a cargo de Vicky de Sus, enseñará manualidades a los más pequeños en el parque Javier Tomeo a las 12.30 horas. Y la magia del Profesor Coperini, de Civi Civiac, copará la plaza de Quicena a las 20.30 horas.

En San Esteban de Litera Los Titiriteros de Binéfar representarán Dragoncio a las 22 horas en el parque del Prado. Títeres de guante para contar la tradicional leyenda de la princesa y el dragón, con situaciones que los de Binéfar toman prestadas de otros cuentos para hacer las delicias de un público familiar.

También el sábado 23 el pasacalles más estrambótico de Los Titiriteros de Binéfar tomará las calles de Parzán. Se trata de Babios, que partirá de la plaza del pueblo a las 11.30 horas. Y por la tarde, en la localidad vecina de Bielsa, Producciones Viridiana presentará Mantero, una obra de teatro que, con la única iluminación de unas linternas, contará antiguas historias de viajes por el Mediterráneo. Será a las 19 horas.

El domingo el Estío Vivo volverá a Bielsa, con la obra En la boca del lobo, de Los Titiriteros de Binéfar, a las 18 horas en la plaza de la localidad. Y en Quicena, para un público de más de 12 años, Rafa Maza hará gala de su peculiar estilo humorístico con su nuevo espectáculo titulado Hey Bro! Hipster show!

Los Titiriteros de Binéfar en una función de "El bandido Cucaracha".

Los Titiriteros de Binéfar en una función de “El bandido Cucaracha”.

En agosto otras localidades altoaragonesas tendrán también su propio Estío Vivo. Se trata de Santa Lecina, Pomar o Estiche en el Cinca Medio, Fiscal en Sobrarbe, Ubiergo, Secastilla y Arén en La Ribagorza, y El Temple, Gurrea y La Paúl en la comarca de la Hoya de Huesca.

Compañías como Circo la Raspa, Teatro Indigesto, Callejeatro o la Compañía D’Click, junto a las ya mencionadas Civi Civiac, Rafa Maza, La Maravilla, Producciones Viridiana y Los Titiriteros de Binéfar, son las encargadas de hacer que las 18 localidades altoaragonesas, pertenecientes a un total de diez municipios de diferentes rincones de la provincia, vivan un Estío Vivo que hace accesibles las artes escénicas para todas las edades y para espectadores de cualquier condición social.