Casi 1.500 personas asistieron al concierto del hijo de Fela Kuti, que acompañado de la banda Egypt 80 demostró que es uno de los mejores herederos del género

El ciclo “Global Groove” comenzó con los explosivos Batuk, que con su mezcla de hip hop, electrónica y kuduro hicieron entrar en calor al público del anfiteatro

El ciclo central del festival continuará esta noche en el Escenario Mercados del Mundo con la actuación del congolés Baloji

El ciclo Color Café estrena esta tarde nuevo escenario en Castillo de Larrés con el concierto de NES

Lanuza. 14 de julio de 2018. A falta de no haber podido ver a una de las figuras más importantes que ha ofrecido el continente negro, Fela Kuti, es una alegría que su estirpe haya apostado por mantener su más importante legado: el afrobeat. Su hijo Seun Kuti se ha erigido como uno de sus mejores herederos y lo certificó ayer con un certero, vibrante y, por supuesto, polirrítmico concierto en el Auditorio de Lanuza, en la jornada en la que empezaba el ciclo central del festival, “Global Groove”.

En su segunda visita al festival vino con su nuevo trabajo bajo el brazo, “Last Revolutionary”, con un nombre que ya ofrece muchas pistas sobre sus intenciones. Y precisamente la canción que da título al disco fue de las primeras en sonar y mostró a la banda Egypt 80 perfectamente engrasada. No obstante, es la formación que su padre llevaba en sus últimos años y es una máquina rítmica infalible, haciendo honor al nombre del ciclo. Así que no fue casualidad que la segunda canción en sonar fuera “Pansa pansa”, uno de los clásicos que encumbraron a su padre.

Con la constancia y el “groove” que caracteriza al género, Kuti y su banda se mantuvieron imperturbables en crear un concierto en constante in crescendo, que solo deslució por una puntual lluvia a mitad de repertorio. Volvió la normalidad y “Black times” y “Theory of goat and yam” sirvieron para dejar el listón muy alto y situar la figura de Seun en lo más alto del afrobeat. Y es que el músico nigeriano cantó, bailó hasta la extenuación, tocó el saxofón y los teclados… Su ánimo no decayó en su hora y media de actuación, mostrándose incombustible. Esperamos que repita pronto.

batuk pirineos sur

Batuk

Pero “Global Groove” comenzó con la trepidante y explosiva actuación de Batuk. Los sudafricanos regresaban al festival después de dos años, cuando protagonizaron una de las noches más memorables de esa edición. Aún con la complicada tarea de abrir la velada, el dúo (acompañado de un percusionista) no se amedrentó y aprovechó sus 70 minutos al máximo. Sin casi descanso y encadenando un tema y otro, hicieron gala de su dominio en la mezcla de electrónica, hip hop, kuduro y los más diversos ritmos africanos.

Aunque Batuk no se entendería sin el magnético carisma de su cantante Manteiga, tan arrebatadora en su faceta de maestra de ceremonias como en su papel de activista por los derechos de la mujer (ahí queda para el recuerdo su estupendo tema “Puta”). Con noches como la de ayer, a buen seguro que Batuk acrecentará su popularidad.

Los sonidos del mundo

La jornada de ayer se completó con la inauguración del Escenario Mercados del Mundo, cuando se subieron los multitudinarios miembros del proyecto Ethno, procedentes de todos los rincones del mundo y con edades comprendidas entre 16 y 35 años. Desde su creación en 1990, es uno de los más exitosos del mundo en su género. La Unesco los considera como el movimiento juvenil más importante del mundo, y viendo su actuación, está justificado.

A igual que al año pasado, hicieron un repaso por los sonidos típicos de los países de los participantes. Tan didáctico como ameno.

Color Café llevará la música más sosegada al nuevo escenario de Castillo de Larrés

Esta tarde regresa Color Café, el ciclo de Pirineos Sur pensado para disfrutar de los conciertos de una manera íntima y relajada, y lo hará con nuevo escenario: el museo de dibujo en Castillo de Larrés, muy cercano a la localidad de Sabiñánigo. El trío multicultural NES será el primero en actuar en este nuevo espacio hoy domingo 15 de julio a las 17:30 horas.  Nesrine Belmokh, (cantante y violonchelista franco argelina); Matthieu Saglio, (violonchelista francés) y David Gadea (percusionista español) han dado forma a un proyecto que explora las raíces y experiencias creativas de sus integrantes. Sus canciones en inglés, árabe y francés, llenas de elegancia y emoción, abarcan desde el jazz al clásico, y de la música árabe a la canción francesa. Su primer disco es “Ahlam” (sueño en árabe) y ha sido grabado y mezclado en Buissonne (Francia).

El Ciclo “Global Groove” tomará el escenario Mercados del Mundo toda la semana

El ciclo “Global Groove” continuará esta noche en el Escenario Mercados del Mundo (a las 22.30 horas) con el concierto de Baloji, un artista congolés afincado en Bélgica. Ejerce de poeta, guionista, creador de vídeos y hasta estilista, pero sobre todo es un rapero y compositor cuyos discos fusionan la cultura hip hop, la tradición de la francesa y los sonidos de la diáspora africana de soukous a ragga.

La jornada de hoy comenzará con la continuación de la muestra “Grafiti contra el Hambre”, en la Carpa Mercados del Mundo (a las 12 horas). También en los Mercados del Mundo, pero a las 19 horas, se celebrará el Taller de Dibujo en Cuaderno, de Josu Maroto y Aurora Villaviejas, que forma parte de los actos de Vuelta con el Cuaderno.

Los más pequeños y las familias tendrán una cita casi obligatoria en el Patio de las Escuelas a las 20 horas, porque se celebrará el espectacular circo de Amer i África. Son dos artistas que han creado un lenguaje propio a través de la investigación con objetos y el movimiento de sus cuerpos. Forman parte del proyecto “De Mar a Mar – Pyrénées de Cirque” y vienen a Pirineos Sur a presentar su espectáculo “Envà”.