Por la noche, en el Teatro Olimpia, Costa Gavras y Álex de la Iglesia recogen sendos premios Luis Buñuel que otorga el Festival Internacional de Cine de Huesca

Huesca, 14 de junio de 2017. Estamos en el ecuador del 45º Festival Internacional de Cine de Huesca y ha coincidido con la entrega de los Premios Luis Buñuel. Estos premios han recaído, en esta edición, en los directores Costa Gavras y Álex de la Iglesia.

Para Costa Gavras ha sido un honor recibir un premio que lleve el nombre de Buñuel ya que siente una gran admiración por él y lo reconoce como uno de los grandes del cine.

Álex de la Iglesia se ha deshecho en elogios hacia el director greco-francés. Para él, el premio ha sido recibir el galardón junto a él y, así, “tener la oportunidad alucinante de conocer al maestro”. Ha expresado su preocupación de que Costa Gavras sea único, que no haya nadie que se exprese en el cine como él y alguien que sea capaz de hacernos entender, como sociedad, lo que nos pasa.

Tal emoción ha expresado De la Iglesia por estar junto a Costa Gavras que nos ha dicho a los presentes en la rueda de prensa que “deberíamos estar de rodillas” porque “no somos dignos de estar junto a una persona tan espectacular”.

Costa Gavras y Álex de la Iglesia en @festivalhuesca Clic para tuitear

De la Iglesia ha seguido su pequeño homenaje explicando que la película que más le había gustado en su vida, era Missing, porque es “una película que lo tiene todo”. Ha dicho de ella que es un “producto alquímico que se ha convertido en oro” y que era “la película que más me ha explicado cómo funciona el mundo”.

Costa Gavras ha dicho de Misssing que con ella descubrió “que se podían decir cosas de distintas maneras”.  “Creo que hacemos espectáculo pero con los problemas de la sociedad”, añadió. No busca con sus películas hacer  ni un discurso político ni un discurso académico. Es un director que busca la emoción del público.

A la pregunta de por qué no dirigió la película de culto El Padrino ha contestado que el libro de Mario Puzo “era muy malo”.

Álex de la Iglesia, que ha ejercido de maestro de ceremonias, ha indicado que no se hace cine como el de Costa Gavras, porque excepto Ken Loach, el resto “no somos los suficientemente valientes”. Y ha dado por finalizada la rueda de prensa dirigiéndose a Costa Gavras y exclamando “Gracias por tu cine”.