El homenaje al primer largometraje de Charles Chaplin atrapó a todo el público en la noche del sábado donde música, cine y patrimonio se dieron la mano.

El segundo concierto de la presente edición del Festival de Música y Patrimonio EnClaves, que organiza la Comarca Hoya de Huesca|Plana de Uesca juntamente con el Ayuntamiento de Huesca, rendía en la noche del sábado homenaje a The Kid (El Chico)”, el primer largometraje de Charles Chaplin del que este año se celebra el centenario de su estreno. La película conserva todo su atractivo, como se volvió a demostrar una vez más, al encandilar a niños, jóvenes y mayores que disfrutaban de una proyección al aire libre sobre una pantalla de 24 metros cuadrados.

La colaboración del Festival Internacional de Cine de Huesca ha favorecido y facilitado la inclusión del séptimo arte en la programación de un ciclo de música clásica como el Festival EnClaves.

La música de la formación parisina Gavarnie Ensemble ofreció una cautivadora interpretación de obras coetáneas a la película compuestas para instrumentos de viento sobre las que, como explicaron las propias intérpretes al final de la actuación, apenas tuvieron que realizar sencillas adaptaciones para sustituir flauta por oboe.

Las hermanas Mainer Martín, Ana y Carmen, acompañadas en esta ocasión de la clarinetista Joséphine Bésançon dieron muestra no solo de su excelencia interpretativa sino también de su sensibilidad para dialogar con otras disciplinas y aventurarse en terrenos poco transitados, resolviendo con gracia y talento los retos de producción que se les planteó hace unos meses desde la organización del Festival EnClaves.

Este proyecto se estrenaba en EnClaves y, a la vista de la buena acogida del público, puede tener un largo recorrido por distintos espacios ya que combina calidad artística y entretenimiento, siendo una propuesta integradora que capta a público de toda edad y condición.

El marco del palacio renacentista de Casa Ramonico supuso un descubrimiento tanto por su incuestionable interés patrimonial como por las buenas condiciones acústicas de la plaza, que pese a tratarse de un concierto sin sonorizar y a la intemperie permitía disfrutar a todos los asistentes hasta de los más sutiles matices.

El acto fue introducido por Sonia Blanco, alcaldesa de Sesa y consejera comarcal, que agradeció a la Comarca Hoya de Huesca esta iniciativa que aúna música y patrimonio visitando cada año una decena de monumentos o espacios patrimoniales de gran interés y que merecen ser conocidos y reconocidos.

El concierto concluyó con el diálogo entre intérpretes y público, donde se desveló la forma en la que se ha diseñado este proyecto o la razón por la que se han seleccionado las músicas, incluyendo varias piezas cantadas, al tiempo que se respondieron algunas preguntas de los asistentes.