Rufus T. Firefly vuelve a tierras altoaragonesas. En esta ocasión será en el bar Escuela de Calor de Monzón este sábado, 17 de junio, a las 23.30 horas.

Huesca, 15 de junio de 2017. Este sábado, 17 de junio, actuará en Monzón la banda arancetana, Rufus T. Firefly. Dentro del indie pop español, es una de las bandas más valoradas y reconocidas por la crítica especializada.

En el programa de radio Con H de Huesca Agenda cultural, de Hit Huesca, hablamos con Julia Martín-Maestro, baterista del grupo. Y empezamos por el principio, por el nombre de la banda, Rufus T. Firefly, un nombre que proviene del personaje que interpretaba Groucho Marx en la película Sopa de Ganso. Esta referencia cinematográfica no es solo una anécdota, ya que sus influencias del séptimo arte impregnan sus canciones.

El último disco se titula Magnolia, como la película de Paul Thomas Anderson. Otras referencias cinematográficas en él son Pulp Fiction, Tsukamori o Cisne Negro, entre otras. “Son influencias de ver muchísimo cine y que, al final, es imposible que no se plasmen en lo que hacemos”, indica Julia.

Rufus T. Firefly se formó en 2006 con Julia Martín-Maestro (batería), Víctor Cabezuelo (voz y guitarra), Carlos Campos (guitarra) y Sara Oliveira (bajo). Más tarde se les une Alberto Rey (teclados). Con la marcha de Alberto y Sara plantean abandonar el proyecto pero surgen amigos músicos que se ofrecen a ayudarles. Así, entran a formar parte de la banda Miguel de Lucas, que conocían porque está en Mucho junto a Víctor Cabezuelo, y Rodrigo Cominero, de Sonograma.

Esa influencia de Mucho, por lo menos los que somos fans de esta banda, la reconocemos enseguida. Si bien es cierto, que aunque esté ahí, el sonido de Rufus T. Firefly es muy característico. Julia nos cuenta que Miguel de Lucas “tiene un sonido y una personalidad que es flipante”. Y que este sonido “justo con este disco, nos vino genial”, ya que en los discos anteriores “hubiera sido raro”, añadió. Explica que la conexión con Miguel ha sido muy buena y eso garantiza que se haya creado un buen equipo en la base rítmica del grupo, algo que le inquietaba después de la marcha de Sara.

Magnolia está producido por Víctor Cabezuelo y Manuel Cabezalí, “el sexto Rufus”, tal como indica Julia. Sin duda, Cabezalí es uno de los productores del momento, pero con la banda colabora desde sus primeros discos.

El hecho de que Rufus T. Firefly tenga un sonido tan peculiar y característico tiene una parte positiva que es el hecho “que te hace sentir como único, es muy difícil sentirte así” y otra parte negativa que “es que la gente, de primeras, enganche, o le parezca un poco llamativo, porque es un poco friki lo que hacemos”. Julia considera que eso “es lo bonito, que no sea igual que otras cosas”.

Entrevista a Julia Martín-Maestro, de @_RufusTFirefly_ Clic para tuitear

Ante todo, Rufus T. Firefly es una banda que desea ser honesta en su música. “Si vamos a hacer algo de corazón, vamos a hacer lo que queremos, no vamos a influenciarnos por cosas que, al final,  hacen que te conviertas en algo igual”, comenta Julia.

En 2006, tenían muy claro que querían ser como Smashing Pumpkins, después de once años, Julia nos dice que “ahora mismo, sí que es cierto, que lo que me gustaría es tener la suerte de seguir tocando y haciendo lo que me gusta pero no quiero pensar en qué quiero ser”.

Este sábado, 17 de junio, estarán en el bar Escuela de calor de Monzón, a las 23.30 horas, presentando su disco Magnolia.

Si queréis escuchar la entrevista completa, aquí la tenéis.