Marc Miralta Trio. Centro Cultural del Matadero.

Sábado 24 de septiembre de 2016.

Cuando alguien se refiere al Jazz como un género musical, es evidente que no es un aficionado al Jazz. El nombre de ese nuevo estilo musical no lo pusieron los músicos, sino los críticos musicales, quienes no sabiendo cómo etiquetar todos esos ritmos y todas esas músicas nuevas las englobaron bajo esa etiqueta: Jazz.

En realidad, el Jazz es una enorme colección de estilos musicales en las que cabe absolutamente todo. A medida que avanzan los años, se van añadiendo más estilos y más tendencias. Imposible etiquetarlos todos. En esa imposibilidad encontramos al baterista Marc Miralta (Barcelona, 1966), una de las más sólidas figuras del Jazz nacional. Anoche, Miralta actuó dentro del marco del festival Huesca es Jazz en el Centro Cultural del Matadero, en formato de trío con otros dos músicos de excepción: Perico Sambeat al saxo alto y Martín Leiton, un joven multi instrumentista que ayer se encargó del contrabajo.

Ayer era la primera vez que estos tres músicos formaban equipo y, a juzgar por el resultado, no debería ser la última. En todo momento estuvieron conectados, escuchando, trabajando en equipo. Marc Miralta brilló a la batería con una actuación pletórica, justificando plenamente su status. Sambeat hizo lo de siempre, es decir, demostrar que es el mejor saxo alto de España. La gran sorpresa fue Martín Leiton quien supo estar a la altura de esos dos monstruos de la escena. Y no era fácil.

El trío de Marc Miralta

Miralta es un baterista complejo. Sus actuaciones van más allá de ser la sección rítmica del trío. Con su batería y algunos instrumentos más de percusión crea también melodías y atmósferas, algo realmente complicado de conseguir. Consigue crear estados de ánimo, contagiarnos alegría o inyectarnos angustia, según convenga. Y como compositor no es más complaciente. Sus temas exigen cambios de ritmo constantes, incluso de tempo. Como músico no puedes distraerte, has de estar atento cada compás. Sin embargo, como espectador te puedes relajar, disfrutar de una auténtica montaña rusa emocional, una experiencia única.

Perico Sambeat escapa a cualquier comentario. No voy a añadir nada que los buenos aficionados al Jazz no sepan ya de él. Únicamente observar que en los últimos años parece haber encontrado un espacio de confort en el que transita con naturalidad y oficio, corriendo riesgos moderados y empujando al conjunto cuando conviene. Anoche no tuvo necesidad de hacerlo. Sambeat y Miralta arroparon, aunque no se lo pusieron fácil, a Leiton.

Martín Leiton es un músico autodidacta, una figura emergente a la que hay que estar atentos. Este joven toca el piano, el bajo eléctrico, la guitarra y ayer le vimos deslumbrar al público con el contrabajo. No sé qué nivel tiene con los otros instrumentos, pero como contrabajo es tremendo. Siguió atentamente a sus compañeros, aceptó con naturalidad los cambios de ritmo, supo crear inspiradas improvisaciones… Sudó literalmente cada nota. Y brilló. Créanme, Martín Leiton es un nombre a recordar.

El concierto

El repertorio estaba conformado por completo por temas del propio Marc Miralta. Inició el concierto la vitalista Bulawayo’s Way, con una estupenda apertura por parte de Miralta y un inspirado solo de Sambeat. Siguió Ara sí, donde el solo de Leiton dejó muchas bocas abiertas de admiración. The lonliest Marc marcó, quizás, el momento más álgido del concierto, que siguió con la balada titulada, humorísticamente, Embalada. Pedra d’aigua fue un trabajadísimo tema en el que Leiton volvió a brillar con su solo y, finalmente, en tiempo de bises, la magnífica Boston en ¾ puso punto final a un concierto memorable, el más destacado de esta primera edición de Huesca es Jazz.

Una vez en la calle, el público se arremolinaba en la entrada del Centro Cultural del Matadero. Muchos de los alumnos de Jazz for Kids formaban parte de ese público que comentaba el concierto con una sonrisa de satisfacción. Una velada importante para la historia del jazz oscense y una lección inolvidable para estos jóvenes alumnos y alumnas que, esperemos, son la simiente del futuro del Jazz.

Galería de imágenes por Muerdelaespina Photography

[gallery_bank type=”images” format=”thumbnail” title=”false” desc=”false” responsive=”true” display=”all” sort_by=”pic_id” special_effect=”none” animation_effect=”bounce” album_title=”true” album_id=”27″]