Música y leyendas se confabularon para ofrecer un espectáculo que rompe el tradicional marco de los conciertos.

El Festival de Música y Patrimonio EnClaves, que organiza la Comarca Hoya de Huesca|Plana de Uesca, acogió el estreno del espectáculo músico-teatral La siesta de los gigantes”, una nueva producción, atrevida y heterodoxa, que haciendo una relectura de la mitología altoaragonesa reflexiona sobre cuestiones medioambientales en el Pirineo.

La obra de Victoria Crespo, actriz, Eva Laliena, violín, y David Lobera, clarinete, suponía que EnClaves explorara en la programación de espectáculos donde la música clásica interacciona y se adapta a distintas disciplinas artísticas. Si Gavarnie Ensemble lo hizo con el cine de Chaplin en Sesa, La siesta de los gigantes lo hacía con el teatro de calle, con el gestual y de manipulación de objetos, con una producción pensada para adaptarse a cualquier espacio donde se integra la música contemporánea de autores como Bela Bartok o Debussy, destacando la interpretación del tercer movimiento de la Sonata Op. 56 de Prokofieff.

A los pies de la torre altomedieval de Triste y tras un aguacero, el espectáculo arrancó con puntualidad ante una plaza llena que fueron testigos del estreno de una obra que asocia el robo del trueno por parte del Buco con el proceso de maltrato a las montañas que provoca que los gigantes Gratal, Guara o Balaitús sesteen dejando indefensa la naturaleza ante la excusa del progreso.

Las interpretaciones musicales de Eva Laliena y David Lobera fueron brillantes, aunque supeditadas a las condiciones narrativas y a la necesaria expresividad dramática de su actuación en los papeles de Buco y Diaplerón, mientras Victoria Crespo se desdoblaba para hacer alarde del control de diferentes disciplinas (danza, manipulación, interpretación y hasta canto).

Pese a la amenaza de tormenta, durante la actuación el tiempo se atemperó para hacer viable la actuación, aunque el viento y las bajas temperaturas dibujaron entre los asistentes una estampa poco habitual en los conciertos de EnClaves, ya que dominaban las ropas de abrigo, las mantas y los chubasqueros.

La obra de Victoria Crespo, Eva Laliena y David Lobera ya tiene una nueva cita en la Hoya de Huesca con la actuación programada en Las Casas de Nuevo para este mes de agosto.